La depilación eléctrica consiste, básicamente, es una pinza que al sujetar un pelo desprende una descarga eléctrica sobre el folículo piloso, con lo que se consigue que no vuelva a crecer el vello.

Desde el punto de vista anatómico y funcional, la depilación definitiva solo se logra cuando se destruye irreversiblemente la zona germinal del pelo, impidiendo su rebrote. En la actualidad el método más válido para conseguir este objetivo sigue siendo la depilación eléctrica, cuya eficacia ha sido científicamente demostrada en numerosos trabajos clínicos.

La depilación eléctrica es una técnica que se soporta sobre más de un siglo de historia, pero lógicamente a lo largo de este tiempo ha evolucionado, se ha perfeccionado y han cambiado algunos conceptos tanto en lo referente a la técnica en sí como en cuanto a conocimientos sobre la anatomía y fisiología folicular.

Según el tipo de corriente que se utilice, existen diferentes modalidades de depilación eléctrica, si bien la técnica es común a todas ellas:

-Electrólisis. Utiliza corriente galvánica.

-Termólisis o termocoagulación. Utiliza una corriente de alta frecuencia.

-Blend. Utiliza la acción combinada de la corriente galvánica y la de alta  frecuencia.

-Flash. Utiliza corriente de alta frecuencia, aplicando grandes potencias en muy cortos intervalos de tiempo.

El profesional de la depilación debe de encontrar en cada caso la solución más adecuada al problema, en función de las indicaciones de cada uno de estos tipos de corriente. No obstante, y realizando un análisis global de la depilación eléctrica, se considerar que el éxito del tratamiento depende de numerosas variantes que van a condicionar los resultados:

1- Factores propios del pelo.

2- Factores propios del tipo de corriente a utilizar.

3- Factores propios de la técnica de depilación.

FACTORES QUE INFLUYEN EN EL ÉXITO DE LA DEPILACIÓN

Hay que tener en cuenta que el éxito de la depilación no sólo depende de un buen aparato y de una buena técnica, sino que está sujeto a numerosas variantes que van a condicionar los resultados del tratamiento, como son:

a) Fisiología del pelo: el pelo es una estructura de crecimiento cíclico, sujeto a un continuo recambio. Atraviesa por diferentes fases:

-Anágena: es una fase de crecimiento que consta de seis subfases.

-Catágena: es una fase de reposo, que dura poco tiempo, el crecimiento cesa y se separa de la papila.

-Telógena: es la fase de atrofia y caída final en la que la papila desaparece y el pelo cae, bien por si solo o empujado por un nuevo pelo.

Hay que señalar que hay unas nuevas tendencias actuales que señalan la presencia de unas células potencialmente reproductoras del pelo, que se encuentran en la protuberancia donde se inserta el músculo erector del pelo. Estas serían capaces de regenerar un nuevo folículo después de concluido cada ciclo folicular, y por tanto, serían responsables de la reaparición de un nuevo pelo.

b) Influencia hormonal sobre el pelo.

c) Correcta elección del método: La primera corriente que se empleó fue la corriente galvánica, capaz de producir  la quemadura química, por electrólisis, de la raíz del pelo. Con el tiempo ésta fue sustituida por corrientes de Alta frecuencia que producían la quemadura física por calor o termocoagulación de la papila. Pero además en la búsqueda de aumentar la eficacia del método se mezclaron ambas para dar el método denominado “blend”, y con la finalidad de disminuir la sensación de dolor se incorporó a las opciones anteriores el sistema “flah”.

d) Correcta ejecución de la técnica.

La depilación eléctrica es la mejor alternativa para cuando el láser ya no es eficaz y ya no lee los pelos claros o pelusas .Entonces se hace imprescindible su empleo para su total erradicación Ya que el láser actual es cromóforo y solo lee a través de  la melanina oscura del pelo.

La mala aplicación del láser en la cara está provocando problemas a las personas que se someten a este tratamiento ya que al eliminar los pelos gruesos, se produce una estimulación de los folículos adyacentes agravando el problema inicial, ya que estos pelos suelen ser de origen hormonal.

INDICACIONES

En la actualidad, el láser es un método de depilación eficaz y de gran ayuda, pero para finalizar y garantizar un tratamiento de depilación cien por cien definitiva hay que terminar con depilación eléctrica, ya que es un tratamiento inocuo que se puede realizar a cualquier persona e incluso a cualquier edad ya no tiene ninguna contraindicación.

image6453Depilacion